Vanessa Aponte

Vanessa Aponte

Lockheed Martin Space Systems Company en Denver, Colorado

Background

Lugar de nacimiento: Puerto Rico

Educación: Licenciatura y máster en Ingeniería química, Universidad de Puerto Rico en Mayagüez; doctorado en Ingeniería aeroespacial, Universidad de Colorado en Boulder.

Prácticas remuneradas y pasantías: Tuvo varias, entre las cuales se cuentan una práctica remunerada en el Centro espacial Johnson en Houston y una pasantía en el Centro de investigación de vuelo Dryden de la NASA en California.

“Mi primera pasantía me dio confianza. Pude usar las habilidades que había aprendido en clase y ponerlas a trabajar en algo que era verdaderamente útil y palpable. Y cuando llegó la segunda pasantía de verano, ya tenía confianza de que podría hacer lo que quisiera.”

Vanessa está ayudando a diseñar una nueva nave espacial que significará una revolución en la exploración del espacio. Es ingeniera aeroespacial en Lockheed Martin Space Systems en Colorado, donde integra el equipo que está diseñando la destacada  misión Orión de la NASA, la nave espacial que llevará a una nueva generación de astronautas a la luna en el año 2020. El Vehículo Tripulado de Exploración Orión es el adelanto más fascinante en la exploración del espacio de las últimas décadas. El trabajo de Vanessa tiene que ver con el panorama general: es parte del equipo de integración del diseño de la nave espacial, que se asegura de que todos los sistemas para desarrollar la misión Orión estén funcionando bien en conjunto, ya sea el sistema de soporte vital, la red de computadoras o las operaciones en tierra. 

Una de las materias predilectas de Vanessa era la química, por lo que en la universidad estudió Ingeniería química. Pero desde niña le interesaban los vuelos al espacio, y esta pasión nunca disminuyó. En sus estudios de posgrado se especializó en la salud de los astronautas, un campo que se llama bioastronaútica. Uno de sus proyectos preferidos fue desarrollar un diminuto sensor biológico para monitorear el sistema inmunitario de los astronautas durante los vuelos al espacio.

A Vanessa le apasionan muchas cosas. Ha aprendido a ser piloto de aviones y a tocar la guitarra; le encanta el francés, la psicología, el kung-fu y ser rescatista voluntaria en las montañas Rocosas de Colorado. La ingeniería le ha dado la misma flexibilidad y amplitud de actividades que ha buscado en todos los aspectos de su vida.